Limpiando la nevera

Copy of Cleaning out the fridge.png

Recientemente mi esposa y yo limpiamos nuestra nevera. Sabíamos que teníamos que limpiarla, pero no fue hasta que comenzó a salir un olor extraño de la nevera que decidimos hacer algo al respecto. Como era de esperar, encontramos comida que se había echado a perder. Sin embargo, encontramos que había más alimentos dañados allí de lo que habíamos anticipado. Lo más probable es que muchas personas que lean esto hayan tenido experiencias similares; usted va a limpiar algo solo para encontrar que había un desastre más grande de lo que originalmente se esperaba. Mientras pensaba en el incidente, me di cuenta como algo así, podemos relacionarlo con la vida.

Al igual que el refrigerador, todos tenemos cosas en nuestras vidas que necesitan ser “limpiadas”. Ya sea cuidando mejor nuestra salud física, cambiando la forma en que pensamos acerca de alguien o una situación, reparando una relación personal, administrando mejor nuestras finanzas, reconciliando una experiencia pasada o muchas otras cosas. Muchas veces sabemos lo que necesitamos mejorar (“limpiar”), pero continuamos postergándolo. Desafortunadamente, al igual que con el refrigerador, podemos dejarlo así hasta que se hace demasiado insoportable. Esto podría venir en forma de problemas financieros importantes, ser diagnosticado con una enfermedad crónica, sus hijos no quieren hablar con usted, etc.

Cuando esto sucede, y finalmente vamos a “limpiar nuestra nevera” solo para descubrir que había más “alimentos estropeados” de lo que creíamos. No solo tenemos diabetes, también tenemos estrés crónico y problemas de sueño. No solo tenemos problemas financieros, tenemos una adicción a las compras y una creencia poco saludable sobre el dinero. No solo tenemos problemas con nuestras relaciones personales, tenemos prejuicios contra nuestros hijos y la relación se ha vuelto tóxica.

Como podemos ver, nunca vemos todos los problemas y lo que realmente está sucediendo hasta que realmente nos acercamos y abrimos la nevera. En este caso, hasta que hagamos un inventario personal de nuestras vidas. Hacer un inventario personal es dar un paso atrás y revisar cómo van nuestras vidas. ¿Cómo realmente están mis pensamientos y creencias? ¿Cómo está mi salud? ¿Cómo es mi relación con mi familia y los demás? Y cualquier otra cosa que sea importante para ud.

Con demasiada frecuencia nos vemos atrapados en las tareas cotidianas diarias y nos olvidamos de tomarnos el tiempo para revisar nuestras vidas más de cerca. Pero si no tomamos tiempo ahora, no nos detendremos hasta llegar al umbral insoportable del que hablamos antes. Por lo tanto, esta reflexión es esencial para evitar el sufrimiento, la enfermedad y dañar nuestras relaciones.

Sé por mis propias experiencias y las experiencias de otros, que incluso si ha llegado al umbral insoportable, y descubrió que tiene muchas más situaciones que enfrentar de lo que pensaba, estas pueden ser superadas. Sin embargo ¿no sería mejor que resolvieramos estos problemas antes de que estén fuera del alcance? Nuestra nevera hubiera sido mucho más fácil de limpiar si le hubiéramos dado vistazos periódicamente y limpiarla antes de que la comida se echara a perder.

Las auto examinaciones regulares son buenas maneras de estar al tanto de las cosas y dirigir su propia mejora personal. También se sugiere que le pida a alguien de confianza que le dé su opinión. A veces no vemos la “mala comida” almacenada en el “refrigerador”. Un cónyuge, un amigo o un padre pueden brindarnos comentarios honestos y ayudarnos a ver aquellos puntos que de momento no podemos ver . Estoy seguro que, si mi madre hubiera visto nuestra nevera, probablemente me habría indicado que algo en la nevera se estaba echando a perder.

Cuando sugiero hacer “limpiezas” regulares y reflexionar sobre nuestras vidas, no estoy sugiriendo que nos volvamos perfeccionistas. El perfeccionismo es la forma más alta de estrés y conduce a enfermedades emocionales y físicas. Además, nunca debemos comparar nuestros “refrigeradores” con los de nadie más. Cada uno de nosotros aprendemos paso a paso y cada uno aprende lecciones personalizadas.

La vida nos brinda a todos oportunidades para crecer. Cometeremos errores, pero eso está bien. Podemos aprender y mejorar. Recuerde reconciliar los eventos desagradables desde el principio. Cuanto más tiempo pasamos sin reconciliar estos eventos, más difícil se hacen de verlos y terminan como la comida en la parte posterior de la nevera. A medida que nos tomamos el tiempo para reflexionar sobre nuestras vidas, podemos hacer mejoras continuas. Podemos elegir el tipo de persona en la que queremos convertirnos, en lugar de dejar que las circunstancias dicten en qué nos convertimos. Podremos crear una vida hermosa, saludable y feliz, tal como la deseamos.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s