Astillas

(SPAN) Splinters Blog Cover.png

Hace poco estaba conduciendo a casa con mis hijas, cuando mi niña de cuatro años me dijo: “Mami, ¿recuerdas cuando tuve esa astilla y tuviste que sacarla?”

“Sí, recuerdo” respondí

“Bueno, eso dolió”.

“Lo sé, cariño, pero hubiera sido más doloroso dejarla”.

Al pensar en esto, me vino a la mente de que muchos de nosotros vivimos con astillas emocionales. Las dejamos adentro, porque pensamos que será más fácil que tratar de sacarla.

Aunque las astillas emocionales pueden representar muchas cosas, hoy quiero centrarme en el perdón. Continue reading