Toxinas que afectan el aprendizaje y la memoria

toxicos

Estrés crónico puede ser toxico para cualquier edad, nos paraliza cuando nos llega, afecta la relación con otros y limita nuestra habilidad de enfocarnos. Destruye nuestra salud física, emocional, intelectual y espiritual. Produce un efecto destructivo, el estrés crónico incluso asalta el cerebro de un niño, joven o adulto, impidiendo el desarrollo y habilidades conectivas.

Estrés afecta habilidades en controlar impulsos asociar información e incluso en distinguir entre pensamientos insalubres e irracionales de los pensamientos constructivos y positivos estos efectos pueden comenzar a una edad muy temprana.

El estrés en la niñez puede emerger en diferentes condiciones socioeconómicas, tales como desafíos en la familia, divorcios, muerte de un familiar, demasiado control y sobreprotección de padres a hijos, padres distraídos o cualquier factor en casa que crea ansiedad.

Reducir estrés y producir cambios en el hogar ayuda mejorar en el niño su aprendizaje y desarrollo e incrementar al joven en la posibilidad de tener éxito a través de su vida. Hormonas de estrés en pocas cantidades moldean el desarrollo de circuitos neurales en el cerebro, influencian y activan genes en neuronas que inician reacciones moleculares que potencializan conexiones en la sección neocórtex e hipocampos del cerebro, inclusive ayudan a retener información, encontrar información y a inhibir impulsos y nos ayudar a evitar hacer cosas que afecten a otros y a nosotros mismos.

Las Función ejecutivas en el cerebro son críticos para el razonamiento, solución de problemas, regular emociones y mantener atención. Estos factores son esenciales para el éxito académico.

Los efectos de estrés en el cerebro dependen en cuanto tiempo este presente, un poco de estrés te pone en alerta, te ayuda a tener éxito en lograr completar tareas complejas, pero cuando la dosis de estrés sobrepasa cierto nivel, comienza a afectar en el desenvolvimiento y aprendizaje de los niños.

En el cerebro cantidad moderada de hormonas de estrés como cortisol y adrenalina, ayudan a mantener mejor actividad en la función ejecutiva del cerebro. Altas cantidades de estas hormonas producen deterioro de estas habilidades en otras palabras estrés transitoria y moderada es beneficioso para el cerebro y el cuerpo, estrés prolongada destructiva.

A medida que pasa el tiempo los circuitos neurales que controlan los niveles de hormonas de estrés van a estar motivados por experiencias a producir alta o muy baja cantidad de estas hormonas, en respuesta a estrés crónico o a mantener el óptimo nivel si estrés es modulada.

Estudios clínicos y científicos han demostrado que jóvenes y niños con buenas funciones ejecutivas del cerebro y mejor comportamiento tiene óptima cantidad de cortisol. Por el contrario, aquellos que tienen mal comportamiento y problema en el aprendizaje sostienen altos niveles de cortisol en la sangre, incluso niños o jóvenes que son más agresivos o tienen problemas de control en sí mismo.

Funciones ejecutivas del cerebro son muy importantes para tener logros en el aprendizaje, las habilidades necesarias para aprender matemáticas y otras áreas de orden escolar. Requieren de estos óptimos niveles de cortisol, incluidas habilidades para pensar.

Entonces, ¿qué se puede hacer? Tenemos muchos blogs que hablen sobre el estrés crónico que se pueden encontrar aquí. Sin embargo, un tema que aún no hemos discutido es el papel de los padres en los niveles de estrés de los niños. La próxima semana vamos a cubrir este tema y algunos consejos sobre qué se puede hacer para reducir el estrés.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s