El estrés y la sanación del cuerpo

Stress and Body Healing Esp

La capacidad de nuestro cuerpo para sanar  asombraría a cualquier arquitecto que entiende lo costoso que es reparar un edificio y el tiempo que ocupa. De hecho, es 20 veces más difícil reparar un edificio que construir uno nuevo. El cuerpo no tiene esta dificultad, independientemente de la fuente de daños producida por – patógenos, traumas, quemaduras, toxinas, reparación de una célula, daños por  producción excesiva de hormonas, o falta de sueño, cualquier daño celular, etc. Todas estas fuentes de  enfermedad pueden ser sanadas por el cuerpo en un proceso que implica remover la raíz del problema, la destrucción y la eliminación de células enfermas y la reparación de partes dañadas. Este proceso se lleva a cabo con actividades bioquímicas que tienen lugar en el sistema inmunológico, el hígado, el cerebro, los riñones y otras partes del cuerpo incluyendo la producción balanceada de hormonas en el cuerp. El balance de estos mecanismos y respuestas al estrés son parte del proceso de curación, en esto; intervienen varias sustancias químicas naturales producidas por el cerebro y el cuerpo, como son neurotransmisores, enzimas, colesterol, colágeno entre otros.. Energía y nutrientes son vitales para el proceso de curación.

Vamos a revisar este proceso a nivel celular y sistémico y ver cómo el estrés crónico interfiere y/o retrasa  este proceso.

Nuestro cuerpo está equipado, a nivel celular, con información genética. Cualquier cambio interno a nivel celular que interrumpe el equilibrio, ya sea producida por cualquier tipo de lesión, grande o pequeño, se activarán genes para iniciar la inflamación. Este es un paso natural en la curación. El propósito de la inflamación es iniciar una serie de procesos bioquímicos en el núcleo de la célula, citoplasma y cada organelo, dentro de las células y la membrana celular que pondrán esfuerzos coordinados para producir los elementos bioquímicos necesarios para enviar señales al cerebro, las células inmunes y todas las células vecinas.

Básicamente, envían la ubicación precisa como un GPS del lugar donde está el daño, así como qué tipo de daño es, con esta información los mensajes son enviados a diferentes partes del cuerpo y se preparen para ayudar y protegerse de ser dañados también.

Es interesante ver cómo el cuerpo reacciona a una lesión externa. La inflamación produce, una manifestación del proceso de curación junto con síntomas como enrojecimiento, cambios de temperatura y el dolor físico alrededor de la zona dañada. Estos  esfuerzos coordinados de millones de células inmunes movilizándose a la zona dañada y otras células en la zona de daños e incluso desde lejos de hacer su contribución en el proceso de curación que incluye diferentes fases. Algunas de estas fases son de orden bioquímicos otros de orden anatómicos y mecánicos de estas células, otras células inician limpieza y otros la construcción de escaleras para andamios en la zona que se va a fijar preparación en el proceso de reparación, algunas otras células despejan el desperdicio de materiales para que  reparación y regeneración puedan tener lugar. Después de toda la limpieza, las células muertas serán reemplazados por mitosis por otras células nuevas ..

Veamos el núcleo en el proceso de curación. Una serie de genes tienes que estar activado para que la curación se inicie. Hay decenas de miles de estos genes en cada célula de nuestro cuerpo, cada una con códigos específicos de información, muy bien empaquetados. Otras moléculas hechas a distancia o localmente ayudarán a asegurar que la información correcta se expone a las células correctas.

Vamos a ver lo que sucede cuando el estrés crónico está presente en un individuo. A nivel celular, se producen altas cantidades de glucocorticoide y la epinefrina que inundan  el torrente sanguíneo, llegando a muchas áreas del cuerpo. Algunas células se dañan debido a estas elevadas cantidades de  hormonas del estrés y algunas células mueren por la misma causa. Bajo estrés crónico en ese momento es más importante para el cerebro centrar su atención en lo que se ha considerado como peligro en ese momento, otras funciones en el cuerpo como la curación, el sistema digestivo, equilibrio hormonal y la infección tienen que esperar. Esto atrasa y afecta el proceso de curación y la primera línea de defensa se ve comprometida, así como la segunda línea de defensa debido al cortisol y la epinefrina circulando.

Recuerde que bajo estrés los únicos mensajes que el cuerpo y el cerebro prestan atención son los que se presentan a la mente como un peligro potencial, incluso si son creados por los pensamientos, en la misma manera este mecanismo se activa aunque realmente no hay ningún peligro y todo esto ocurre en el cerebro. (Si es creado por la percepción, como mi hijo no me ama o pensamientos como pobre de mí soy una víctima). Ninguna otra cosa se vuelve importante ya que el cuerpo se está centrando en proteger su vida. Esto significa que la respuesta inmunología y el proceso de curación se suprimen, junto con la digestión y la desintoxicación. Cualquier daño interno o externo se ignora durante el estrés a favor de los temas más urgentes que se enfrentan incluso si no son verdadero peligro siempre y cuando se ha activado este mecanismo por nuestros pensamientos por preocupaciones y eventos que no están siendo reconciliados en nuestras vidas y que se convierten en nuevos circuitos neurales y mapas en el cerebro que le da la  forma en cómo hacemos frente a los nuevos episodios de nuestra vida. Lo mismo ocurre durante el estrés crónico, excepto en ese caso no hay peligro real, sino más bien la percepción coloca en la mente de nuestros pensamientos el episodio como tal. Por lo tanto, la prevención de la infección y la reconstrucción de los tejidos están constantemente en suspenso, incluso nuestro propio cerebro se ve afectado y la capacidad de curar se debilita, porque el cerebro participa en toda actividad biológica y anatómica, por lo que es imperativo que la función del cerebro sea óptimo para que el cuerpo este sano.

Por otro lado, para la curación del cuerpo sea eficaz, el mecanismo de estrés tiene que ser regulada y el sistema inmune tiene que estar en ejecución óptima. La reconstrucción de tejidos es un proceso complicado que incluye la distribución de plaquetas  y la angiogénesis, que es la construcción de nuevos vasos sanguíneos para suministrar oxígeno y nutrientes a las células recién regeneradas. La formación de tejido de granulación también se lleva a cabo durante la cicatrización, y la producción de fibroblastos requiere colágeno y fibro para conectar las piezas juntas para que nuevas células puedan proliferarse y reemplazar a las células muertas. Miofibroblastos se produce para ayudar a conectar todo. Al final de este proceso, las áreas del cuerpo donde hubo el daño tienen que ser limpiados para completar el proceso de curación.

Crónica estrés, depresión y la ansiedad dificultan la recuperación y la curación  toman más tiempo, esto contribuye también a otras enfermedades. Por lo tanto, hay una conexión directa, fisiológica entre las enfermedades y el estrés crónico. El estrés crónico interrumpe la reparación y se convierte en un verdadero problema con el tiempo. Este desafío emocional también causa cambios químicos en el cerebro y el cuerpo. El estrés contribuye a conductas y estilos de vida que marcan el cuerpo para más daño a través de los malos hábitos en el comer, el dormir, el consumo de alcohol, el tabaquismo y la vida sedentaria.

Si una enfermedad crónica es ya en general, el estrés crónico interrumpe la capacidad de curación del cuerpo y comienza un nuevo ciclo de enfermedades. Aparecen nuevos problemas de salud, el aumento de la inflamación en el cuerpo, interrumpiendo una digestión saludable, lo que afecta el equilibrio hormonal, causando una falta de homeostasis. Incluso el dolor puede llegar a ser crónica debido al daño neuronal que la estrés causa, y una vez cuando el dolor está presente, entonces esto produce más estrés, por lo tanto estrés crónico y el dolor crónico se entrelazan, por lo que incluso aun cuando el dolor es una señal de un problema en la presencia de estrés crónico hace que este mecanismo aumente y se potencialice y como resultado de esto el dolor aumenta  y también la estrés. Esto afecta la correcta regulación del mecanismo del dolor debido a la acumulación de las hormonas del estrés alrededor de sensores neurales que participan en  mecanismos de dolor.

Otra cosa sucede altos niveles  de glucocorticoides en la sangre mientras estamos bajo estrés, q afecta  la manera en que manejamos los nuevos episodios de la vida y otros factores de estrés. Energía en el cuerpo se reduce. Aun cuando comemos, la mayoría de los nutrientes se convierten en grasa mientras estamos bajo mucho estrés, y poca distribución de constituyentes se da a nuestras células. Bajo estas circunstancias físicas, la regulación del cuerpo y la homeostasis correcta son imposibles. Añadimos nuevos factores de estrés en nuestras vidas, reciclamos más problemas en nuestras mentes y se hace la vida en general más difícil emocional y físicamente debido nuevas  enfermedades que comienzan a aparecer con el tiempo.

Nuestras soluciones para hacer frente a estos problemas han demostrados ayudar a miles que padecen de estos problemas. Phytotherapi ha llegado a comprender, a través de evidencias clínicas y científicas, que el estrés crónico es una pandemia que afecta a un gran número de personas y es la raíz del 98% de la enfermedad que no es causada al nacer o por traumas. Nuestro modelo incluye protocolos realizados para aliviar los efectos de la hiperactivación  en la amígdala y los ganglios basales causada por el estrés crónico, usando  fitoquímicos de  plantas. El protocolo también incluye técnicas para ayudar con este problema emocional, nutrición, nuevos hábitos de sueño, la calidad de las relaciones con los amigos y la familia, así como la conexión espiritual con Dios. Cambios en el estilo de vida es una necesidad para curar problemas de estrés crónico. Somos conscientes de los problemas emocionales asociados con estos problemas psicológicos perturbadores que nos desconectan de los demás y, al final del día, nos afectan físicamente.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s