El cáncer y estrés, parte 1

Cancer and stress Spanish prt 1

Este es un tema muy difícil. ¿Qué efecto tiene el estrés que ver con el cáncer? Ya sabemos que el estrés crónico puede suprimir la actividad óptima del sistema inmunológico. Estas son las células que el cuerpo produce para patrullar y asegurar que si hay bacterias u hongos en el cuerpo, matarlos y así evitar las infecciones. Esa es la primera línea de defensa en el sistema inmunológico. El objetivo de este ejército de células inmunes es estar a cargo del escaneo e inspección de los tejidos de  todo nuestro cuerpo para asegurarse de que estamos sanos. Si alguna célula se convierte en insalubres, estas células inmunológicas matan A las no saludables. Esto evita posibles problemas de enfermedades mediante la eliminación de las células que pueden causar toxicidad y dañar otras células.

¿Qué tiene que ver el estrés con el cáncer? Para abordar este tema, tenemos que explicar algunas cosas, para que podamos entender cómo nos afecta el estrés.

¿Qué es exactamente el cáncer?

El cáncer es un problema de crecimiento incontrolado. Las células empiezan a crecer mucho más rápido de lo que deberían, creando tumores, creciendo de manera inapropiada. Las células d nuestros cuerpos tienen un ciclo de crecimiento adecuado perfectamente controlado. La única vez que este crecimiento continuo se lleva a cabo es cuando estamos en el tiempo de nuestras vidas donde estamos en desarrollando. Cuando esto sucede, hay muchos genes que controlan este crecimiento continuo desde cuando somos un embrión, y también a través de nuestros años de juventud. Una vez que este crecimiento llega al punto en que se supone que debe de estar, genes que promueven este crecimiento continuo se apaga. Normalmente se apaga durante el resto de nuestras vidas.

El cáncer se inicia cuando hay una reactivación de nuestros genes de crecimiento, años más tarde en nuestra edad adulta. Estos genes “oncogenes” no se reactiva automáticamente, pero algo los dispara. Esta reactivación promueve el crecimiento incontrolado, y puede ocurrir en cualquier parte del cuerpo. ¿Cuáles son las causas de esto?

Aquí unas pocas fuentes de información, diferentes unas de otras. Uno de ellos es la radiación. Otra es carcinógenos, componentes químicos, como la exposición a un exceso de cloro. Algunos alimentos que han perdido propiedades oxigenantes. Hay virus que pueden causar esto, esto es raro, pero posible. Pero algo hace que el crecimiento de genes comienza a encender.

Con el fin de tener cáncer, se necesita una gran cantidad de mutaciones en las células. Un crecimiento incontrolado comienza una vez que hay una célula cancerosa. Para que el cáncer crezca con éxito, transiciones ocurren en  estas células de cáncer a otra etapa. Los tumores comienzan a crecer. Estas células tumorales, tienen que alimentarse. Ellas necesitan comer, porque creen rápidamente y tienen una alta tasa metabólica.

El desafío para estas células no está tanto en la activación de sí mismas para dividir, sino en la obtención de alimentos para comer. Una de las cosas que usted verá con el cáncer, a medida que avanza, es que estas células cancerosas dan señales con mensajes a los capilares y vasos sanguíneos para que le  suministren  más nutrientes a los tumores. Esto se llama angiogénesis. Estas células cancerosas son muy eficiente en conseguir la nutrición mediante el envío de señales a los capilares más cercanas y vasos sanguíneos, así llegan a ser tumores.

En la primera fase, nuestra defensa contra el cáncer es que las células inmunes en el cuerpo. Las células asesinas naturales capaces de detectar estas células cancerosas mutantes. Normalmente tienen armas suficientes para ir a estas células cancerosas y destruirlas. Estos tumores se pueden observar temprano y ser destruidos. Esta es nuestra primera línea de defensa. Además, otros factores, como necrosis tumoral, ayudan a destruir las células cancerosas.

Las transiciones de cáncer a un estado más maduro de obtener suficiente nutrición para seguir creciendo entonces también nuestras células sanas inician la formación de una cerca alrededor de sí mismos para proteger contra las células cancerosas, ayudando en el proceso a calificarlas y destruirlas.

Vamos a hablar de lo que el estrés hace en el sistema inmunológico. El estrés crónico comienza a afectar la defensa del cuerpo en el sistema inmune. ¿Cómo ocurre esto?

Vamos a repasar lo que sucede cuando estamos bajo estrés. Tenemos algunas partes anatómicas del cerebro y bioquímicas que participan como un eje para el mecanismo de estrés. En el cerebro tenemos el hipotálamo y la glándula pituitaria. En el cuerpo tenemos las glándulas suprarrenales. Recuerde que el cerebro hay conexiones neuronales y proyecciones en diferentes paquetes de neuronas que están diseñadas para tratar de protegernos contra el peligro real. Estos mecanismos se establecen cuando nos enfrentamos a peligros. Información llega a través de sus ojos y otros sentidos, sobre el peligro que está en frente nuestro. Su área límbica, donde se procesan estos pensamientos, recibirá la información sobre el peligro y actuará en menos de una milésima de segundo. El hipotálamo envía una señal a través de la glándula pituitaria y ciertos neurotransmisores viajarán a través de las neuronas, el envío de un mensaje a las glándulas suprarrenales (que se encuentra por encima de los riñones). Estas son pequeñas glándulas que reciben mensajes de peligro, y se producen hormonas, que se liberan en el torrente sanguíneo. Estas hormonas  apagarán la producción de insulina, lo que ayuda a liberar el azúcar y las grasas en el torrente sanguíneo. Al mismo tiempo, otras partes del sistema nervioso central se apagarán y el sistema nervioso simpático se activará en mayor proporción.

Volvamos al cerebro. La información recibida de peligro se convierte en el foco de atención a través de este momento de tensión. Su cerebro se centrará su atención sólo en esto, así que cualquier otra conexión del cerebro será apagado momentáneamente mientras SE está en peligro por el momento. En momentos como estos, nada más en el cuerpo es importante, como  reparaciones, o la digestión, o la protección inmunitaria, o lucha contra la infección; otros mecanismos al igual serán menos importantes. El cuerpo va a hacer frente a esos problemas posteriormente, ya que cuerpo necesita toda la energía disponible para salvar su vida y mantenerlo vivo. Este mecanismo de estrés hará que la energía disponible se redirija para ser entregada  a los pulmones, el corazón, los músculos y el cerebro para que pueda concentrarse en escapar del peligro. Correr o luchar por su vida.

El neocórtex, localizado en el cerebro, recibirá información de peligro justo después de QUE la zona límbica lo recibe. El cerebro analizará los datos y enviará señales con una guía a seguir para asegurarse de que se tomarán decisiones inteligentes. Si el neocortex se da cuenta de que no hay peligro real, enviará señales al área límbica para corregir el mensaje y apagará el mecanismo de estrés. El hipotálamo iniciará una acción inversa, y todo volverá a la normalidad. El peligro real hará que el neocórtex proceda en ayudar a sobrevivir. Esta es la razón para lo que el mecanismo del estrés está diseñado

La respuesta al estrés también estará presente cuando experimentemos cosas, episodios en nuestras vidas. El área neocórtex siempre analizará los datos y enviará señales a EL área límbica, para sugerir la mejor manera de manejar cada episodio estresante. Este mismo mecanismo también participa en la regulación de los diferentes órganos del cuerpo. Cuando hay estrés, la producción de sustancias químicas de las glándulas suprarrenales aumenta en nuestros cuerpos. Estos productos químicos son cortisol, epinefrina y norepinefrina. En el cerebro, una serie de neurotransmisores participa en este proceso.

Esta es una imagen muy simplificada de cómo funciona el mecanismo del estrés. Después de que el peligro ha pasado, todo vuelve a la normalidad. Esto, dependiendo del problema que nos ocupa, puede durar unos pocos segundos a unas pocas horas.
Como hemos aprendido, el mecanismo de estrés tiene profundas implicaciones en nuestra salud. En nuestro próximo blog vamos a seguir hablando de esta fascinante parte del sistema del cuerpo.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s