Síndrome Metabólico y Estrés, parte 2

Stress and Metab prt 2 Span

Vamos a hablar un poco más sobre el estrés. En una persona normal y saludable, ¿cuál es el factor de estrés más agresivo?

El mecanismo de estrés está bien por la mañana, cuando nos despertamos. Este mecanismo empieza a funcionar, consiguiendo nuestra proyección consciente en el cerebro y la activación de músculos y de todos los órganos. Todo esto requiere una respuesta estresante. Usted ha estado durmiendo durante horas, y de repente su cuerpo – su cerebro – inicia la liberación de componentes bioquímicos para comenzar su día se tiene que prender el mecanismo de estrés para poder activar los músculos y órganos. Esto es natural, porque su cuerpo lo hace en un rango normal, y no hay daños metabólica.

Cuando nos levantamos y comenzamos nuestro día, necesitamos una mayor cantidad de energía para nuestro uso, por lo que las hormonas en nuestro cuerpo también contribuyen con esta labor para despertar al cuerpo y ponerlo listo para funcionar. Por ejemplo los niveles de glucocorticoide y de epinefrina se elevan para participar en esta increíble respuesta de la tensión requerida para comenzar nuestro día. Esto es, sin duda bien supervisado y bien regulado. No va a crear daños porque hay una actividad sincronizada entre glándulas suprarrenales y la comunicación desde el cerebro a diferentes partes del cuerpo, incluyendo el páncreas en respuesta a la cantidad de insulina requerida para enviar al torrente sanguíneo. Pero lo creas o no, se trata de una gran cantidad de estrés en el cuerpo, simplemente de una manera muy eficiente, tomar energía almacenada y empezar a producir insulina para obtener el azúcar en el torrente sanguíneo.

El estrés crónico activa el mecanismo de estrés en una manera muy ineficaz al tratar de hacer lo mismo, al retirar con este proceso energía el de almacenar energía de una manera muy ineficiente. Tenemos un problema en la regulación de la respuesta al estrés metabólico. Esta situación de estrés presente en nuestra sociedad actualmente también afecta a la producción de hormonas, la función cerebral, la resistencia a insulina, los niveles de energía durante el día, creatividad, enfermedades autoinmune y respuestas inmunológicas. Los efectos van mucho más allá de las arterias y el páncreas.

El problema aquí, en realidad, cuando se tratan los problemas de diabetes y metabólicos, no es con la propia insulina. No es con los receptores de nuestras células. Recuerde que nuestras células reciben mensajes desde el cerebro, y cuando los receptores de insulina se cierran, las células en nuestro cuerpo no las controlan sin permitir que la insulina no mande señales. Es el cerebro el que tiene el control mandando mensaje a receptores en las células diciendo hay un problema estresante presente, no acepten las señales de la insulina Ya que los pensamientos asociados con estrés hacen creer al cuerpo que está en peligro que necesita todo el exceso en la sangre para sobrevivir, aunque realmente es psicológico.

¿Qué ocurre con el exceso de estos carbohidratos, azúcares, proteínas y grasas que circulan?

Debido a esta situación, en este punto hemos almacenado tanto en las células adiposas, y estas células están llenas de grasas. El estrés metabólico es la respuesta que se lleva a cabo.

Así, más glucagón, adrenalina y glucocorticoides son producidos para bloquear la liberación de insulina, es como si el cerebro no confiara en el páncreas. Se envía señales a las células adiposas también recibirán los mensajes desde el cerebro para que no respondan a cualquier señal de insulina, y se vuelven resistentes a ella. Durante la respuesta al estrés, el cuerpo lógicamente tiene resistencia a la insulina. El proceso bioquímico básico se detiene. Cuando hacemos esto crónico, el cuerpo continuamente no responde a los mecanismos metabólicos.

Este es un escenario muy común:

Usted está comiendo en exceso, las células asignadas a guardar grasas (adiposas) se llenan, y las células adiposas dirán: ¡Hey estamos llenos! No tenemos espacio. ¡No hay más camas en este hotel! “Y ellas no responden a la insulina”. Por lo tanto, los mecanismos se afectan cuando hay demasiada grasa almacena en tejido adiposo -. Es por esto que el sobrepeso es un promotor de la diabetes. Junto con esto está el estrés crónico.

¡Uno de los problemas que se presentan aquí, es que no se tiene la energía suficiente en el cuerpo, aunque hay mucha azúcar en la sangre! Nada se almacena, ya que las células han cerrado sus receptores, hasta llegar a ser agobiante tener este exceso de azúcar en el torrente sanguíneo que llega a comenzar a matar a las células nerviosas. Además de esto se va a tener exceso de grasa que corre por el torrente sanguíneo, y esto comenzará el daño de vasos.

Esto puede dañar inclusive arterias en el corazón. Algunas de estas grasas pueden crean tapones, produciendo daño en las arterias. Todo este exceso de grasa almacenada produce respuesta inflamatoria esto inunda de colesterol en el torrente sanguíneo, las 24 horas al día, 7 días a la semana. Es una manera muy peligrosa de vivir, que afecta a nuestro sistema cardiovascular – eso es un tremendo problema.

Hoy en día, esto es cada vez más frecuente debido a los altos niveles de estrés en nuestros estilos de vida. Algo que, hace cien años era una enfermedad que sólo afectaba a unos pocos, hoy en día toca las vidas de muchas personas y está matando a más gente en los últimos 30 años, convirtiéndose en la principal enfermedad mortal. E incluso afecta a los jóvenes y los niños pequeños, un fallo metabólico producido por el estrés crónico. Más estrés aumenta el problema en los adultos ya que tienen responsabilidades adicionales.

Normalmente, nuestro sistema corporal es perfecto. Almacenes de nutrientes se mantienen para ser utilizados durante las horas que no estamos comiendo. Todo está regulado, la entrega de bioquímicos que nuestro cuerpo produce son de forma saludable y sincronizadas. Pero el estrés crónico apaga este mecanismo natural. Esto se repite a lo largo del día y va a afectar el páncreas, las glándulas suprarrenales, las arterias, el cerebro y muchas otras áreas del cuerpo.

El estrés crónico afecta a toda la función de nuestro cuerpo de diferentes maneras, luego vamos desde el problema de los síntomas de enfermedades metabólicas, a un problema con el corazón y el sistema circulatorio e incluso más allá a problemas de conectividad del cerebro.

Esto es interesante, porque podemos ver la conexión entre los diferentes campos de la medicina, pero al tratarlos se lo hace por separado. Si usted tiene un problema con el azúcar, se dirige a un médico para ayudar con los problemas metabólicos. Si usted tiene un problema de corazón, irá a un cardiólogo, para hacer frente a los problemas del corazón y entonces usted tiene dos tipos diferentes de especialistas que no se comunican. Incluso tienen una formación diferente, asisten a diferentes congresos, hablan idiomas diferentes, cuando en realidad estos dos problemas se conectan. Pero ellos tratan estos problemas de salud en forma separada. Así que problemas metabólicos aumentan los problemas del corazón, que crean otros problemas que crean aún más problemas. Es todo un ciclo de daños en un área que afecta a otra área, y empezará a avanzar en círculos.

Vamos a hablar de algunas medidas que los laboratorios clínicos hacen. Cuando hay un problema interno, la mayoría de estos rangos de medición no se están considerando adecuadamente porque los médicos no van a prestar atención a otros problemas y sólo se centrarán en lo que es más urgente, lo que está en su campo de experiencia.

Dos tercios de la población tienen la tendencia a comer más de lo normal bajo estrés crónica.

Una tercera parte tendrá la tendencia a no comer lo suficiente. Las que comen de más son personas que, psicológicamente, entienden las implicaciones de comer en exceso, pero ellos deciden dejar de comer mal cuando el estrés crónico los golpea. Cuando el estrés está presente, a menudo nos damos por vencidos Y nuestra capacidad de comer sano y auto disciplinarnos se va por la ventana. La verdadera razón de comer más es una condición endocrinológica, afectando el hipotálamo, la glándula pituitaria, las glándulas suprarrenales, y la secreción de glucocortisol.

La creación de estas hormonas en el cerebro toma segundos, y la creación de las hormonas en las glándulas suprarrenales toma unos minutos. Si todo vuelve a la normalidad, se inicia la producción de glucocorticoide, toma unos minutos el volver a la normalidad si el estrés se ha detenido. Volvemos al proceso original de almacenar los nutrientes y la actividad del páncreas

El problema es que el estrés crónico no sucede todo a la vez, pero sí de forma incremental.

Cuando entramos en estrés crónico, y regresamos a la normalidad y luego nos estresamos de nuevo durante el día, por ello muchos comienzan a comer de más y más de lo que se supone que no debemos comer. El exceso de azúcar se convierte en grasa, etc. Cuando estamos estresados, no volteamos a ver las espinacas; nos dirigimos a la grasa y el azúcar. Esto no es una cosa inteligente, pero es lo que suele ocurrir.

Por otro lado, si no comemos suficiente, creamos otro problema. Aunque usted no sienta apetito, las células en su cuerpo comienzan a sentir que se está muriendo de hambre, los nutrientes se almacenan como grasa cuando el cuerpo cree que va a morir de hambre aún después de que pasó su estrés. Esto crea problemas metabólicos, que afecta a los hábitos, utilización y el almacenamiento de nutrientes.

Tenemos que llegar a la raíz del problema: el estrés crónico.

Hemos descrito esto en diferentes blogs. Es importante que el exceso de grasa sea utilizado por el cuerpo, porque cuando las células adiposas se convierten en grasa, estas están en una etapa inflamatoria y producen productos químicos como cualquier célula que están inflamadas. Esto afecta al páncreas, hígado, intestinos y otros órganos, iniciándose el comienzo de otros problemas de salud. La solución de Phytotherapi, incluye Metabolic Therapi que incluye fotoquímicos de diferentes plantas que envían señales a las células adiposas, el páncreas y el cerebro, indicándole que hay energía almacenada incluyendo un protocolo junto con esta solución, el cuerpo va a utilizar este exceso de energía y el peso se perderá de una manera muy natural sin producir estrés físico o la creación de cualquier efecto secundario. Esto no es una droga, sino una mezcla de diferentes fotoquímicos de plantas que trabajan junto con el cuerpo para asegurar que las reservas de energía sean utilizadas, recomendamos también seguir los protocolos de estrés crónico para asegurar que a medida que el cuerpo está utilizando este exceso de grasa, el cuerpo está produciendo la cantidad adecuada de los neurotransmisores.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s