La inflamación y la diabetes

Infl and Diab Esp

Durante muchas décadas la Diabetes se ha atribuido a la genética o al resultado de comer ciertos alimentos. Sin embargo; los resultados de las investigaciones más recientes, han demostrado que la diabetes tipo 2 y  la inflamación crónica, es causada por la mala alimentación y/o el estrés crónico. Estos dos factores nos afectan a nivel celular. Para entender esto veamos cómo estos dos factores nos afectan y por qué conducen a la inflamación crónica.

En primer lugar, veamos como consumen el azúcar nuestras células. Para que la glucosa sea utilizada, suceden dos procesos fundamentales, primero: la detección de glucosa y segundo: la absorción de la glucosa. Las membranas celulares contienen receptores de insulina. Cuando comemos, nuestro cuerpo envía más insulina derivada del páncreas, para permitir que las células puedan recibir la glucosa. Cuando la glucosa entra en contacto con los receptores se envía una señal, para hacer saber a las células que hay suficiente glucosa lista para ser utilizada. Una vez recibida esta señal, la membrana de la célula recibe otra señal para permitir que el azúcar sea absorbida. Por supuesto que; para que todas estas reacciones químicas sucedan, se requiere exista el ambiente interno adecuado y la comunicación dentro de la célula y que la insulina esté presente y en condiciones optimas. Una vez que la glucosa es absorbida, se procesa por las mitocondrias.

La mitocondria es esencialmente la planta de energía de la célula, utilizando el oxígeno, grasa, glucosa y carbohidratos para crear ATP, que es una forma de energía que las células utilizan. Este proceso lo requieren las mitocondrias, para empujar la glucosa y oxígeno a través de una serie de cambios químicos. Durante este proceso, los electrones y protones se utilizan para dar fuerza a la mitocondria, convirtiéndola en una clase de batería de bajo voltaje, permitiendo la liberación de sustancias químicas que dan energía a nuestras células. Sin embargo; el problema se produce, cuando hay un exceso de azúcar que tienen que absorber las mitocondrias, debido a una dieta alta en grasas y productos azucarados.

Como más azúcar entra, hace que las mitocondrias tengan que bombear rápido y más rápido. Esta actividad incontrolable hace que la célula se descomponga. Esto es debido a que los electrones se combinan con las especies reactivas de oxígeno que se traducen en superóxidos. Esto hace que el ADN o los genes se fracturen, lo que lleva a la degeneración celular y al envejecimiento celular prematuro. En estas circunstancias, los marcadores inflamatorios en el cuerpo se producen en exceso, en un esfuerzo por mantenernos vivos. Sin embargo, esto allana el camino y conduce a la resistencia de la insulina, un factor importante en la diabetes.

La resistencia a la insulina, es cuando hay insulina y glucosa fuera de la célula lista para entrar pero (en sentido figurado), significa que están tocando el timbre y nadie responde. Esto tiene efectos perjudiciales sobre todo el cuerpo, debido a que el exceso de azúcar no tiene adónde ir causando aumento de los niveles de azúcar en la sangre si no se corrige. Como el exceso de azúcar en la sangre viaja por todo el cuerpo, finalmente afectando los nervios que terminan por afectar los tejidos causando más inflamación.

Algunos de los principales marcadores inflamatorios producidos en exceso en estas condiciones son el TNF, el factor nuclear, proteína C reactiva, interleucina y eicosanoides. En condiciones normales estos marcadores son importantes para la respuesta inmune y la requerida para iniciar la respuesta inflamatoria; Algunos actúan como pro inflamatorios  o anti-inflamatorios. La producción elevada de estos pueden contribuir a la formación de tumores, coágulos de sangre, afectando la circulación o micro circulación, la piel y cerebro, promoviendo la inflamación crónica generalizada, enfermedad coronaria y  finalmente la diabetes.

Otra manera donde la inflamación contribuye a la diabetes es la inflamación de las células adiposas. Las células adiposas almacenan grasa. El exceso de azúcar en el cuerpo se convierte en grasa y se almacena de manera periférica particularmente en área abdominal entre otras. Cuando estas células se sobrecargan, producen una variedad de citoquinas, otro marcador inflamatorio en el torrente sanguíneo. El problema es que estos marcadores entran en contacto con las membranas celulares e interrumpen las señales de insulina, así como la señalización entre las células del páncreas, que afecta a la regulación de glucosa y la homeostasis. Esto afecta severamente el páncreas y el hígado, causando que no funcionen correctamente, lo que lleva determinantemente a la diabetes.

Cuando el mecanismo de estrés se activa, hormonas específicas se producen en exceso. Uno de ellos es cortisol. El estrés prolongado o el estrés crónico, provoca altos niveles de cortisol en la sangre. Los altos niveles de cortisol afectan a la inflamación en todo el cuerpo, incluyendo el cerebro. El cortisol afecta especialmente el hipocampo, el sistema endocrino, la actividad cardiovascular y el sistema inmunológico. Sin embargo, El día de hoy; nos centraremos en el sistema inmunológico. El sistema inmune tiene la responsabilidad de la eliminación de células enfermas, destruir las células cancerosas, bacterias, virus, hongos o cualquier componente químicos extraño en el cuerpo. El cortisol afecta la capacidad del cuerpo para producir células inmunes, por lo tanto, las células inmunes se crean de forma incorrecta. Esto significa que no son capaces de realizar sus funciones, sobre todo ser capaz de reconocer las células enfermas y eliminarlas. Las células enfermas producen toxinas que tienen un efecto dominó, causando que otras células que se enfermen.

Cuando las células inmunes dañadas monitorean una célula enferma, no tienen la capacidad de leerla o detectarla y por consiguiente no la eliminan, lo que permite que las toxinas que estas producen, se propaguen. Con el tiempo los órganos enteros, como el páncreas se llenan de células enfermas y no pueden funcionar correctamente. Cuando el páncreas no funciona correctamente la insulina, o bien no se produce correctamente; o no se produce en cantidades adecuadas. Esto hace que se mantengan niveles elevados de azúcar en sangre. Además, las células inmunes pueden atacar a las células sanas que causan la inflamación, por la misma incapacidad que tienen al estar mal formadas. La inflamación es una respuesta inmune que ayuda en la curación sin embargo, un sistema inmune débil no puede regular la inflamación.

Estos dos factores, el estrés crónico y la mala nutrición, tienen un efecto muy negativo en el cuerpo. Como se ha demostrado, cientos de genes inflamatorios se activan como consecuencia de estas condiciones. La reparación y eliminación celular, se convierten en una tarea difícil o imposible, el equilibrio y la homeostasis no pueden ocurrir en las células. Ocurren muchos otros efectos perjudiciales, todos;  los cuales culminan con la formación de la diabetes. La buena noticia, sin embargo, es que a pesar de la creencia común, la diabetes se puede revertir. El cuerpo es milagroso y puede curarse a sí mismo, si se le da las herramientas adecuadas y el medio ambiente necesario para ello.

Estos incluyen una nutrición adecuada y la gestión de los niveles de estrés. Phytotherapi tiene protocolos para ayudar a darle al cuerpo lo que necesita para sanar.

Nuestro protocolo para la Inflamación ayuda con el caos producido por la inflamación crónica, mientras que nuestro protocolo de estrés ayuda a curar la ansiedad y otras manifestaciones de estrés. Si la diabetes tipo 2 se ha desarrollado, nuestro protocolo para la diabetes ayuda al cuerpo a revertir esta enfermedad crónica. Incluso si el daño ha venido ocurriendo durante mucho tiempo, la curación puede ocurrir y el cuerpo y sus sistemas pueden alcanzar el equilibrio y la homeostasis nuevamente. Igual de importante, podemos tener una mejor tranquilidad de saber que estamos sanos, una vez más.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s