Arrancando las hierbas malas

SPANISH-Pulling Weeds.png

Hace unos días, me desperté en la mañana de un sábado.  Lo primero que hice, después de dar los “buenos días” a mi esposa e hijos, fue  abrir las persianas de las ventanas traseras.  Al mirar el patio, vi muchas hierbas malas.  Mientras observaba, me pregunté de donde pudieron haber venido y crecido de esa manera. Cada mañana abro las persianas y miro hacía el patio, y nunca me había percatado del crecimiento de esas hierbas malas hasta aquella mañana.  Me pareció como si hubieran crecido de la noche a la mañana.  Estaban a lo largo de mi cerco, algunas pequeñas, algunas grandes., y seguí preguntándome ¿cómo pudieron haber crecido tantas sin que yo me percatara?

Lo primero que pensé fue que quería sacarlas de inmediato.  No solamente quería sacarlas, sino las quería fuera de ahí lo más pronto posible.  Después del desayuno, decidí buscar una tienda para comprar algún herbicida.  No tenía idea de cuál funcionaría mejor, así que, decidí meterme a internet y buscar alguno.  Encontré una página web con el título: “Los 5 mejores métodos para matar las hierbas malas”.  No se imaginan lo contento que me puse al encontrar esa página. Pensé que eso era absolutamente perfecto.

Abrí la página y revisé los primeros párrafos.  Luego, leí ansiosamente la página siguiente buscando el método número 1 para matar hierbas malas.  Cuando lo leí, la respuesta fue tan simple que me sorprendió.  El mejor método para sacar las hierbas malas es simplemente arrancarlas.  No pude hacer más que reírme cuando lo leí porque era algo que ya sabía.   No obstante, en parte, yo quería encontrar una solución más fácil  y seguí indagando.  Al continuar leyendo el artículo,  este decía que arrancar la hierba mala es el método más eficaz porque uno puede sacar toda la raíz, (nuevamente algo que ya sabía).  El artículo también sobresalto que aun cuando los herbicidas pueden ayudar en algunos casos, es difícil determinar si la raíz ha quedado inerte.  Además, posiblemente tendría que echar el herbicida frecuentemente, lo que podría llevar a la sobreexposición de químicos que hacen daño al césped, a las otras plantas en crecimiento, a las mascotas, a los niños y a mí mismo.

Después de pensarlo, decidí reclutar a mis hijos y arrancar las hierbas malas, juntos como familia.  Durante las siguientes tres horas, trabajamos arrancando todas las hierbas malas que encontramos del lado de la casa y en el patio trasero.  Mientras lo hacía, se me ocurrieron algunos pensamientos concernientes al arrancar las hierbas malas y en cuanto a la vida.  Quisiera compartirlos.

Las hierbas malas crecen de la noche a la mañana

En realidad no creo que crezcan de la noche a la mañana, pero una cosa sí es segura; bajo las condiciones correctas, crecen rápido.  Lo que pasó fue que había llovido mucho, y hasta había nevado un poco, así que durante las previas seis semanas, se habían proveído de suficiente agua.  También vi algunos conejos silvestres corriendo en el área.  Los conejos comen cualquier tipo de vegetación que encuentran en el campo, incluso las semillas silvestres.  Cuando dejan sus desechos en el patio, no solo están tirando basura al césped con sus bolitas de popó, sino también están abonando las semillas silvestres al mismo tiempo.  La combinación de una cantidad aumentada de agua con todas las “bolitas” de los conejos creó el ambiente perfecto para que las hierbas malas crecieran.

¿No es interesante cómo lo mismo puede pasar con nosotros?  A veces, ciertas condiciones en nuestras vidas hacen que veamos la vida en negativo.  Las hierbas malas empiezan a surgir rápidamente en nuestra mente, nublando nuestra habilidad de ver las cosas tal y cómo son.  Las pruebas y aflicciones llegan a nosotros en una variedad y formas diferentes. Recuerdo que hace un tiempo cuando estaba en la universidad, el dinero era muy escaso y Mi esposa y yo, estábamos estudiando, teníamos a nuestro primer hijo, recién nacido.  Un mes en particular, se acercaba a su fin. Se debía la renta, y no teníamos absolutamente nada de dinero.  Como  nuevo padre y esposo, yo me sentía horrible.  Recuerdo que no tuve ninguna otra alternativa más que ir a uno de esos lugares de préstamos por títulos.  Desde un punto de vista financiero, fue uno de los momentos más bajos en mi vida.  Había otras dificultades sucediendo en ese moento, pero este episodio me marco mucho.  ¿Fui destinado a estar en la pobreza para siempre?  ¿Podremos, mi esposa y yo, terminar nuestros estudios?  ¿Yo iba a estar estancado siempre?  Estas fueron algunas de las preguntas que iban y venían a mi mente.  Aunque no estuviera deprimido, comencé a perder la confianza.

Con ayuda de mi esposa y familia, logré comenzar a ver las cosas de una manera más clara y así  entender que esto solamente sería temporal, y que si continuaba haciendo lo que estuviera en mis manos de una manera correcta y con fe, entonces las oportunidades aparecerían.  El rodearte con gente positiva, hace toda la diferencia cuando la combinación de condiciones empieza a producir las hierbas malas.

Arranque las hierbas malas antes que se propaguen

Las hierbas malas, tal como cualquier otra planta, crean sus propias semillas.  Cuando maduran, esparcen las semillas para crear más hierbas malas.  De esta manera, las hierbas malas crecen perpetuamente y apoyan el crecimiento de más hierbas malas.  Esto está más o menos relacionado con la ilusión de cómo las hierbas malas crecen de la noche a la mañana. Las condiciones correctas las ayudan a madurar más rápido; entre más rápido maduren, más rápido esparcirán sus semillas.  Siempre es mejor arrancarlas antes que lleguen a ese punto.  De otro modo,  pasarás el próximo sábado arrancándolas de nuevo.

Nuestra habilidad de reconciliar los episodios o pensamientos estresantes de manera preventiva, ayuda a prevenir la preocupación innecesaria en el futuro.  Entre más dejemos crecer las hierbas malas de duda, temor, incertidumbre, desesperación, baja autoestima y adicción, más tiempo les damos para crecer, madurar y propagar sus semillas en nuestra mente.  Es mucho más fácil perdonar a alguien, (incluso a nosotros mismos), rápidamente, en vez de esperar días o hasta años para hacerlo.  Aunque las emociones son una gran parte de la experiencia humana, así lo es también el progreso y el crecimiento.  Al no seguir y cumplir con las impresiones que recibimos, mismas que nos llevarían a reconciliar la ansiedad y los eventos estresantes, estamos denegándonos a la habilidad de crecer.  En su lugar, damos espacio a la negatividad, el enojo, la desesperación y otras emociones dañinas que pueden llegar a quedarse en nosotros.  Donde hay emociones negativas, es difícil discernir y ver la verdad.

Invertir tiempo cada día para orar y meditar es una efectiva manera de arrancar las hierbas malas antes que  maduren.  Aun si usted no está seguro de un Poder Más Alto, o si no cree en uno, la meditación es una excelente herramienta.  La clave está  en pasar tiempo cada día reflexionando y pensando.  Constantemente pasamos nuestros días como robots, completando tareas y responsabilidades, dejando a un lado el  tiempo para pensar y meditar sobre nuestra vida.  Invirtiendo el tiempo para reflexionar nos proporciona la habilidad de tener una mente clara y recibir impresiones o pensamientos de cómo ayudar a nosotros mismos y a otros, por mostrar algún ejemplo.  Nos enfocamos a todas las posibilidades de permitirnos llegar a ser mejores.  Cuando estamos mejorándo y progresando, estamos más felices.

Prepare el terreno y siembre las semillas para que el césped pueda crecer

Para sacar la hierba mala apropiadamente, tendrás que meter las manos en la tierra para arrancar las raíces.  Si no sacas la raíz, no estarás eliminando la hierba mala.  Esto puede resultar un poco sucio porque terminarás sacando mucha tierra junto con todas las raíces.  Por esta razón, siempre es recomendable tener tierra extra para rellenar cualquier hoyo dejado por las raíces.   Y así cuando ya existe un lugar con nada más que tierra limpia dentro del hoyo, es importante echar un poco de semillas de buena hierba.  Si te determinas a cultivar el césped saludable, te prevendrás del regreso de la hierba mala en el mismo lugar.

No puedo pensar en una mejor analogía de cómo reemplazar la negatividad en nuestras vidas.  Todos somos criaturas de hábito.  La manera en la que pensamos se basa en los hábitos que hemos creado y repercute en la manera en la que vemos las cosas.  Es Igual de importante el remover los pensamientos negativos de nuestra mente, como lo es asegurarnos de poner algo positivo en nuestra mente para reemplazarlo.  De otra forma, el pensamiento o hábito siempre volverá a brotar.  Esta es la única verdadera manera de reconectar cualquier clase de circuito en nuestras mentes que nos ha causado ser pesimistas o adictos a ciertas conductas y maneras de pensar.

Encuentra algo que te guste hacer.

Cuando hemos dejado de hacer crecer la hierba mala en nuestra mente, uno de los síntomas más comunes que nos puede ayudar a diagnosticar si es que hemos perdido la claridad, es si han desaparecido nuestras pasiones para nuestros intereses y pasatiempos del pasado.  Si  reconoces que ya no gozas de la vida como antes, busca alguna actividad en que encontrabas satisfacción en el pasado.  Puede ser cualquier cosa, desde el leer,  deportes, escribir, una ida al cine, bailar, escuchar tu música favorita, etcétera.  Los pasatiempos son destinados a entretener nuestra mente y estimular nuestros sentidos.  Los hobbies son sanos.

Pensamientos finales

Cuando comencé a escribir, me di cuenta que había tantas cosas que había aprendido en aquellas tres horas arrancando la hierba mala y quería reservar los pensamientos más importantes para el final.  Mientras trabajaba,  arrancar todas las hierbas malas fue extremadamente fácil.  Fue así, porque la tierra estaba húmeda.  Había llovido lentamente durante la noche, y la tierra estaba aún blanda.  Se me hizo fácil sacar la raíz entera.  Si la tierra hubiera estado seca, tal vez hubiese podido remover la parte superior de la hierba mala, pero la raíz habría quedado en su lugar.  Hay momentos en nuestras vidas, cuando la tierra en nuestros corazones y mentes estará más blanda y tierna.  Muchas veces esto viene en tiempos de adversidad o cuando nos sentimos forzados a humillarnos.  Sin embargo, esto no será así siempre.  Hay muchas veces también cuando nuestros corazones se han ablandado porque hemos estado rodeados  de  gente buena o cuando hemos experimentado un logro importante.  Aun cuando nos sea difícil expresar lo que sentimos en esos momentos, una cosa es segura;

Tenemos que aprovechar esas ventanas de tiempo ya que es el momento en el que podemos recibir enfoque, impresiones o inspiración sobre cómo superar los obstáculos, mejorar nuestras relaciones y vivir vidas más felices.  El tomar acción sobre esas impresiones es el equivalente de arrancar la hierba mala por la raíz mientras la tierra está blanda.

La última cosa que hay que recordar es que las hierbas malas siempre van a existir.  No importa cuántas hierbas malas yo saque, habrá temporadas  en las que volverán a aparecer.  Y no hay nada que  pueda hacer contra eso.  Y ¿sabes algo?  Eso está perfectamente bien.  Las hierbas malas son una parte de la vida.  No importa cuán preparados estemos contra la adversidad y las pruebas que nos sobrevengan, jamás podremos prevenirlas por completo.  A veces, aparecerán de la nada.  En otras ocasiones, podremos sentir que algo va a pasar.  De igual manera, simplemente tenemos que aceptar el hecho de que de esto se trata la vida; de superar los obstáculos.  Aunque es verdad que no sean divertidas, exigen de nuestro esfuerzo y nos empujan a crecer de alguna u otra manera.  No importa que tan frecuente tengamos que arrancar la hierba, hay pocas cosas que son tan satisfactorias como mirar al patio después de arrancar todas las hierbas malas.  Aunque esto  me haya tomado 3 horas.

SPANISH-Pulling Weeds.png

One thought on “Arrancando las hierbas malas

  1. Muy cierto… personalmente creo que resulta muy, pero muy facil que la hierba mala crezca casi de la nada, cualquiera seguramente se ha preguntado.. Y porque no crece asi de facil el trigo, el Maiz o una hortaliza, siempre he pensado que la diferencia es que estos elementos si nutren! estan diseñados para nutrirnos, brindar salud y bienestar a nuestro cuerpo, eso requiere dedicacion, cuidado, esfuerzo, tiempo… porque nuestro cuerpo lo vale, es magico! pero no podriamos obtener estos beneficios de las hierbas malas, esas no ofrecen ningun beneficio, Vaya! ni de decoracion! pero nos recuerdan la imperiosa necesidad que tenemos de ESFORZARNOS! por las cosas bellas de la vida! me gusto!

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s