El cáncer

Cancer-SPANISH

La mayoría de nosotros hemos sido tocados por el cáncer.  Ya sea directamente por un diagnóstico personal o indirectamente por la detección de  un amigo, familiar o colega; el cáncer puede parecer como una epidemia que está creciendo.

Los diagnósticos están aumentando debido a una consciencia más de previsión y a la tecnología,  es un tema para otro día.  Sea cual sea el caso, no se puede negar que si no nos ha tocado en alguna forma, hay una posibilidad fuerte que sí nos tocará en una forma personal.

Nuestros cuerpos siempre están combatiendo el cáncer

El cáncer ocurre cuando hay una cantidad excesiva de células anormales que se están dividiendo y reproduciendo incontrolablemente.  En un nivel sub-celular estos crecimientos anormales se deben al daño dentro del núcleo de la célula, específicamente con el ADN en la célula.

El ADN contiene cantidades enormes de información, los genes existen dentro del núcleo de la célula.

Los genes son un segmento distinto al del ADN en la célula porque son instrucciones codificadas para formar todo lo que el cuerpo necesita y para activar mecanismos específicos, incluyendo la reparación, la apoptosis y la regeneración; Hay alrededor de 30,000 genes en el cuerpo humano, cada uno con funciones e instrucciones específicas.  Aún cuando nuestro conocimiento científico haya aumentado en cuanto a lo que cada gen hace, quedan muchos genes más, cuyas funciones no entendemos bien.

Cuando hay daño celular ocurre dentro del núcleo, la célula puede perder su habilidad de funcionar correctamente.  Una porción de esta pérdida puede incluir su habilidad de reparar el daño celular, provocándola a actuar anormalmente.  La habilidad de sanar el daño es crucial para su supervivencia.

¿Cuántas veces hemos raspado nuestra rodilla y hemos visto cómo el cuerpo puede curarse, repararse y regenerarse de tal manera que en pocas semanas parece como si no nos hubiésemos lastimado antes?

El cuerpo por sí solo ha sido construido de tal manera para ser increíblemente resistente; Sin embargo, cuando se daña su información genética para la reparación, las células no pueden vivir normalmente y se convierte en una amenaza a las células circunvecinas y al resto del cuerpo.

Además de no funcionar bien, las células malsanas producen toxinas que dañan las células circunvecinas y puede poner el microambiente entero bajo riesgo.

Afortunadamente hay millones de salvaguardas en su lugar, que ayudan al cuerpo a encargarse de las células dañadas, comenzando con la misma célula dañada.  Cuando las células dañadas perciben que son una amenaza al resto del cuerpo, ellas ejecutan la apoptosis.  La apoptosis es esencialmente el suicidio celular.  La célula se sacrificará para el mayor bien del cuerpo.  Esto se activa por los genes.  Si por alguna razón este mecanismo genético se daña, el cuerpo cuenta con un mecanismo secundario que los genes pueden activar por medio de las células saludables alrededor;  estas células pueden detectar cuando una célula está insalubre.  Cuando la apoptosis falla, las células saludables circunvecinas envían signos al sistema inmunológico solicitando células inmunes para eliminar o contener cualesquier célula dañada y anormal.

Cuando usted toma un momento para considerar todos los sistemas extraordinarios de defensa que el cuerpo tiene para mantener el orden, se hace fácil ganar un aprecio por el cuerpo. El proceso de contener y eliminar células dañadas se lleva a cabo cada día.  Es una batalla diaria que el cuerpo lanza para asegurar que podamos levantarnos cada mañana sintiéndonos lo mejor posible para cumplir con nuestras responsabilidades diarias.

¿Cómo toman control las células anormales?

Hemos delineado que el cáncer se define como una cantidad excesiva de células anormales, reproduciéndose a un paso incontrolable.  También hemos reiterado que las células que se vuelven anormales es debido al daño celular que afecta la información y los mecanismos diseñados por los genes.  ¿Cuál información y cuáles mecanismos han sido diseñados para reparar y sanar el cuerpo?.  Aun cuando yo haya hecho este comentario en el párrafo previo, es importante hacer hincapié que el proceso de contener y eliminar las células dañadas y anormales es una ocurrencia común en el cuerpo.  ¿Entonces, cómo toman el control?

La respuesta es terriblemente sencilla; las células anormales toman control cuando hay tanto daño en el cuerpo que los genes diseñados para defender el cuerpo contra las células anormales, dejan de trabajar.

El cáncer es una enfermedad progresiva que se ha desarrollado por causa del abuso que nuestro cuerpo ha sufrido a través de un período de tiempo prolongado.

El cáncer requiere aproximadamente de12 años para desarrollarse, durante ese tiempo  y debido al estilo de vida, la exposición a los químicos y un sinnúmero de otros factores, las células han perdido su capacidad de defenderse contra el número cada vez mayor de células anormales.

Es importante notar que durante ese tiempo, es completamente posible consultar con un doctor, pasar por muchos exámenes de laboratorio, y no ver ninguna indicación que algo está mal.    Esto es porque el cuerpo siempre luchará para mantener la sangre lo más pura posible;  Aunque células anormales produzcan toxinas e impurezas, las células saludables las absorberán para poder mantener la sangre limpia.  Una vez que el cáncer sea detectable por medio de los exámenes de laboratorio, las cosas habrán hecho su mal significativamente.

Los culpables comunes del cáncer

Antes de proceder con los factores comunes que contribuyen al daño celular y el cáncer, quiero marcar la diferencia entre los adultos que contraen el cáncer y los niños que lo contraen.

Muchas veces surge la pregunta concerniente a cómo los niños muy pequeños pueden contraer el cáncer.

La manera en que el cáncer se desarrolla es la misma, sin importar la edad; hay un crecimiento incontrolable de células malsanas y anormales.  No obstante, las causas posibles difieren cuando se trata del cáncer.

Por ejemplo, los niños no han tomado elecciones en su estilo de vida que les llevarán a un riesgo más alto de contraer esta enfermedad, como es el caso con los adultos;  En contraste, los estudios clínicos han mostrado que los cambios en ciertas células en el cuerpo de los niños, ocurrieron cuando apenas eran un embrión y que el cáncer progresó mientras estuvieron en el vientre y continuó progresando una vez nacido;  ésto llevará a un ciclo más acelerado de progreso del cáncer debido a que las células crecen más rápidamente en los niños por su desarrollo físico.

A medida que revisemos las causas y factores del cáncer en este artículo específico, quiero poner en claro que estamos hablando del cáncer que se forma en los adultos y no en los niños.

Y con eso, aquí están algunos aspectos para considerar cuando se trata del tratamiento y la prevención del cáncer.

La nutrición

Debido a todos los avances que han sido hechos, muchos de nosotros vemos los alimentos de  forma diferente a como lo hacían nuestros abuelos o bisabuelos.  Para decirlo sencillamente, nada dañará su cuerpo más rápido que una dieta desbalanceada.

Lo opuesto es verdad también.  Nada sanará su cuerpo mejor que una dieta diariamente balanceada.  La comida es destinada a ser disfrutada.  Sin embargo, si nuestra dieta diaria consiste de café o  leche con algún carbohidrato cubierto con azúcar para el desayuno, o una comida rápida o pre empaquetada para el almuerzo y más carbohidratos, alguna carne y pocas verduras para la cena, yo puedo garantizarle una cosa: ¡usted contraerá alguna enfermedad crónica!  Tal vez no sea el cáncer, pero tendrá alguna enfermedad crónica que será igual de debilitante.

Yo sé que la manera en que yo hablo de los alimentos es un poco directa, pero no me disculpo.  He visto demasiadas personas sufrir a causa de los malos hábitos de comer, también he visto a muchas personas revertir sus enfermedades por medio de seguir los programas y protocolos, y eso incluye el mejoramiento de su nutrición.

Con el cáncer esto es muy importante porque los genes que activan el proceso de auto sanación, la cual eliminan y contienen las células anormales, solo puede ser activada cuando ciertos nutrientes particulares están presentes y disponibles.  Asimismo, para poder reparar una célula dañada, el cuerpo necesita elementos y materiales que se derivan solamente de los micronutrientes y las fuentes importantes en los alimentos.

Hemos creado blogs en el pasado que proveen un consejo nutricional que va en detalle acerca de lo que debemos comer y lo que hay que evitar.

Pero esto sí voy a decir; Los azúcares procesados, las comidas empaquetadas y los productos  animales, vienen de  animales que han sido criados con antibióticos, hormonas, y esteroides, todos los cuales contribuyen al daño celular.

Las comidas empaquetadas tienen químicos usados como preservativos, colores, etcétera, y el cuerpo no responde bien a ellos.  Muchas granjas usan hormonas y antibióticos sintéticos para acelerar el crecimiento de sus “productos”.  Ésto causa daño a los tejidos en los animales y deja contaminantes residuales como drogas en las carnes, la leche, los quesos, los huevos y la mantequilla.

El azúcar procesada es una de las peores cosas que uno puede consumir,  además de no tener ningún valor nutricional, conduce al aumento de peso y la obesidad, las cuales están estrechamente ligadas al desarrollo del cáncer debido al daño continuo a las células internas y el trauma que ocurre por causa del exceso de grasa empujando contra órganos y tejidos dañándolos.

La falta de sueño

La desintoxicación es una parte importante del proceso de sanación, la mayor parte de ésto ocurre mientras dormimos, se requiere una noche llena de descanso  para que nuestros cuerpos puedan remover la materia residual y las toxinas creadas por las células insalubres, aun la eliminación de las células sanas que han muerto requiere desintoxicación.  Las células muertas simplemente no se desaparecen.

Una noche llena de sueño requiere de 7 a 8 horas de sueño; si ya está enfermo con cualquier clase de enfermedad, es vital que duerma 8 horas;  Los niños requieren 9-10 horas de sueño.

Aunque se entiende que a veces podemos descansar bien por solamente 5-6 horas, esto debe ser la excepción.

Si vemos que estamos durmiendo insuficiente muy seguido, los residuos y las toxinas siguen acumulándose, esto crea daño interno que puede resultar en el cáncer.

Si estamos combatiendo el cáncer actualmente, todas las células cancerosas deben ser eliminadas del cuerpo por el sistema inmunológico.  Aún cuando los procedimientos de “desintoxicación” puedan ayudar, nada es más eficaz que los procesos naturales del cuerpo humano.

La exposición a los químicos y sintéticos

Desafortunadamente, los químicos nos rodean por todos lados.  Se pueden encontrar en nuestros alimentos, los productos de limpieza cotidiana y en los medicamentos comunes usados en los tratamientos y en las drogas farmacéuticas.  A medida que usted decida qué comer, cómo limpiar y qué hacer para aliviar un dolor de cabeza, recuerde lo siguiente; cualquier cosa que el cuerpo no reconoce, lo ataca por medio del sistema inmunológico.

Estos ataques ocurren porque cuando estamos expuestos a químicos  estos materiales externos provocan algún nivel de daño.  Como parte del proceso sanación, la inflamación causa que la sangre corra al área de preocupación, llevando consigo las células inmunes, listas para atacar y eliminar lo que está causando el daño.  La exposición constante a los químicos y sintéticos provoca que este proceso de daño e inflamación llegue a ser un problema crónico; Finalmente, el cuerpo simplemente empieza a atacar el área, sin ninguna consideración o pensamiento por los tejidos o células que son saludables.  A causa del daño constante, cree que toda el área es una amenaza.

Esto conduce a un torrente constante de células dañadas que nunca se sanan y como consecuencia, el cáncer puede resultar, si comienzan a crecer a un paso acelerado.

Los tratamientos hormonales también son muy peligrosos como se relaciona con el riesgo del cáncer.  Los Tratamientos de Reemplazamiento Hormonal, (TRH), son muy comunes para las mujeres.  Es porque los ovarios de la mujer producen el estrógeno.   Después de la menopausia, los ovarios dejan de producir el estrógeno,  esto puede causar síntomas típicos de la menopausia tales como los sofocos y los cambios de humor.  El TRH trata estos síntomas  aumentando las hormonas en el cuerpo de la mujer.  Hay evidencia muy fuerte que muestra que el TRH provoca el cáncer de seno, el cáncer en los ovarios y el cáncer en el vientre.  De hecho, un estudio llevado a cabo por los científicos de Investigaciones del Cáncer en el Reino Unido, examinaron a un millón de mujeres y  comprobaron que tipos diferentes de TRH pueden elevar el riesgo de varios cánceres.

El estrés, la ansiedad y los factores emocionales y mentales

El cómo actuamos y reaccionamos a los episodios difíciles y probatorios en nuestras vidas es tal vez, uno de los factores más ignorados que pueden llevar al desarrollo del cáncer.  La mente y el cuerpo están increíblemente interconectados.  La comunicación entre la mente y el cuerpo se realiza con neurotransmisores a través de los nervios y las hormonas.  El cómo percibimos el mundo que nos rodea, lo que consideramos como un episodio estresante, quién o qué creemos que sea una amenaza, y cómo decidimos actuar enfrentando la adversidad, todos tienen implicaciones fisiológicas.  Los desbalances en la composición de los químicos en el cerebro ocurren a medida que progresa el estrés crónico, afectando nuestro sistema endocrino.

Siempre que estamos bajo cualquier grado de estrés o ansiedad, el cuerpo pasa por cambios que nos impide tener la habilidad de encontrar una solución al problema.  La mayor parte del tiempo, somos buenos  encontrar soluciones.  El problema está en encontrar cómo cerramos el círlculo.  La habilidad de reconciliar los episodios estresantes es la clave de controlar el estrés.  Pidiendo perdón genuinamente y perdonando a otros y a nosotros mismos dado que en el  corazón está el mayor número de problemas que tienen que ver con el estrés y la ansiedad.  La habilidad que tengamos de ver que si nuestro supervisor no nos saludó es porque probablemente él tenía otras  cosas en su mente, en vez de llegar a la conclusión de que no le caemos bien, esto nos evita la desesperación emocional y mental que de otra forma pondría a nuestros cuerpos en alta alerta y comprometería nuestros sistemas inmunológico, digestivo y endocrino.

Con el transcurso de tiempo, la inhabilidad de cerrar los episodios estresantes lleva al desarrollo del estrés crónico.  El estrés crónico pone nuestro cuerpo bajo la suposición que amenazas verdaderas siempre nos rodean.  Como tal, el cuerpo cambia algunos de sus procesos biológicos, debilitando nuestros órganos y sistemas para poder proveer distribución de energía adicional al cerebro y músculos.  Durante este proceso, hormonas muy potentes se producen que son destinadas a ser temporales.  Sin embargo, bajo  estrés crónico, el cuerpo sigue produciendo estas hormonas, provocando daño en el cerebro y el cuerpo.  La habilidad de aliviar y controlar el estrés es crítica para poder reconciliar estos episodios y mantener una mente saludable y un cuerpo saludable.

Tratamientos para el cáncer

Los tratamientos típicos para el cáncer son muy severos sobre el cuerpo porque tienden a enfocarse en las cirugías o en exponer a las células anormales a niveles fuertes de radiación en un intento de matarlas.

Phytotherapi reconoce que estos tratamientos pueden proporcionar una gran ayuda cuando el cáncer ha progresado significativamente;  Al mismo tiempo, es importante entender que la radiación y la quimioterapia también tienen efectos secundarios graves.  Debido a que las células sanas también están expuestas a estos tratamientos fuertes y mortales, y debido a los daños que sufren, los efectos secundarios vienen como resultado.  Esto puede llevar a otras enfermedades crónicas en el  corto o largo plazo.

Los efectos secundarios comunes son la fatiga, el dolor crónico, las llagas en la boca y garganta, los problemas digestivos tales como la diarrea, el estreñimiento, la náusea y los vómitos.  La médula de los huesos se ve afectada también, causando trastornos en la sangre y un sistema inmunológico más débil.  El daño en los nervios es muy típico también y puede precipitar problemas con las habilidades motoras, los dolores de cabeza, el entumecimiento o debilidad en las extremidades y sensaciones de quemaduras, hormigueos en la piel y los músculos.

Además de los componentes físicos, los efectos mentales y fisiológicos son muy grandes también.  El cerebro es afectado a menudo en los tratamientos de quimioterapia y los pacientes experimentan dificultad en pensar, concentrarse y pérdida de memoria.  Problemas hormonales son muy comunes también.  Esto viene a causa del daño hecho a la glándula pituitaria en el cerebro.  La glándula pituitaria es la glándula maestra en el cuerpo que monitorea y regula la creación de hormonas en otras glándulas en el cuerpo.  Otras afecciones  incluyen los problemas sexuales y reproductivos en ambos sexos.  La pérdida del apetito es muy común también, llevando a la mala nutrición y la reducción insalubre de peso, las cuales tienen efectos fuertes sobre la habilidad del cuerpo de recuperarse del tratamiento de quimioterapia.  Las hormonas que son creadas incorrectamente no serán usadas por el cuerpo, (similar a lo que sucede con la diabetes y la resistencia de la insulina).  Estas hormonas excesivas y malsanas son usadas por las células cancerosas como hormonas de crecimiento.

De nuevo, queremos reiterar que la cirugía, la radiación y la quimioterapia de cierto, tienen su lugar.  Estas tecnologías han ayudado a muchas personas quienes, de otra forma, habrían tenido muy poca esperanza de sobrevivir, debido a lo avanzado que sus cánceres habían llegado.  En las situaciones donde se utilizan, es muy importante que la nutrición, suficiente consumo de agua, descanso apropiado y el control del estrés sean monitoreados  cuidadosamente y ligado al plan de tratamiento completo.  Esto ayudará en la habilidad del cuerpo de sanarse y reparar el daño que las células sanas sufrieron durante el curso de exposición a la radiación o quimioterapia.

Phytotherapi ha diseñado un programa fundado sobre los principios biológicos que el cuerpo usa para sanarse y repararse del daño celular,   enfocándose en la nutrición y el estrés al proporcionar las herramientas que ayudarán a fortalecer los sistemas inmunológico y digestivo, el cuerpo tendrá el apoyo que necesita para eliminar las células cancerosas y fortalecer las nuevas células saludables.  El programa cuenta con herramientas para controlar el estrés, la ansiedad y otros obstáculos que de otro modo, imposibilitarían al cuerpo a sanarse a sí mismo.  Debido al seguimiento de  los protocolos y consejos, muchas personas han logrado ver resultados positivos en la batalla  contra el cáncer y en la recuperación de las cirugías, la quimioterapia y los tratamientos de radiación.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s