Problemas respiratorios

respiratorio

El sistema respiratorio funciona como un sistema de ventilación; introduciendo el oxígeno y otros gases al cuerpo mientras remueve el dióxido de carbono, la humedad, las bacterias y virus.  Una vez que el oxígeno entra el cuerpo, se colecta por las células rojas en la sangre. Las células rojas de la sangre, a su vez, transportan el oxígeno a través de las arterias como un medio de distribuirlo al resto de las células en el cuerpo.

Para poder evitar la entrada de sustancias no deseadas como el polvo, la humedad, las bacterias y los virus, ciertas partes y órganos en el sistema respiratorio llevan a cabo una serie de trabajos protectores y defensivos.

La nariz sirve como un pasaje, permitiendo la entrada de aire de afuera, una vez que el aire pasa por la nariz o la boca, los senos paranasales regulan su temperatura y humedad, desde ahí, el aire es filtrado por la tráquea mientras mueve por los tubos bronquiales, los tubos bronquiales contienen células como bellos, llamados los cilios; Los cilios sirven como una barrera para obstruir el paso de los gérmenes, el polvo y otras partículas, estas células también producen mocos como una barrera para las sustancias no deseadas, permitiéndonos a atrapar la materia extranjera y expulsarla del cuerpo por medio de toser, sonar la nariz, etcétera.

El aire filtrado continúa a viajando a través del sistema respiratorio, entrando en los pulmones, donde células alveolos especializadas intercambian el dióxido de dióxido por el oxígeno nuevo; Los pulmones por sí, contienen una gran variedad de células, formando un ambiente biológico con muchos tipos diferentes de tejidos.

El daño a los pulmones puede originar un número de estos diferentes tipos de tejidos, los pulmones pesan aproximadamente 3 libras y tienen la capacidad de inhalar hasta 2400 galones de aire por día, además de guardar el aire temporalmente, los pulmones también trabajan para mantener el torrente sanguíneo seguro.

La última parte del sistema respiratorio es el diafragma, este músculo está localizado debajo de los pulmones, entre la cavidad torácica y el área del abdomen, muchos de los movimientos muscular es coordinado por las neuronas en el cerebro y los nervios extendidos al diafragma.

A través del sistema respiratorio, el cuerpo alberga un ejército gigantesco de células inmunes, las cuales quedan listas a destruir a cualquier invasor, cuando el sistema respiratorio se compromete, la enfermedad puede ser clasificada como:

Una infección, una obstrucción, una restricción, el enfisema, el asma, la bronquitis, la sinusitis, la fibrosis, un daño alveolar o un embolismo.

Estas enfermedades pueden ser desencadenadas o iniciadas por la contaminación del aire, las infecciones, el tabaco, los solventes de limpieza, los químicos, los vapores de fábricas y los medicamentos.

A la raíz de todos los problemas respiratorios está el estrés crónico, debido a la manera en que se compromete el sistema inmunológico; Cuando estamos bajo estrés crónico, niveles altos de cortisol son producidos, esto debilita la glándula timo, una glándula muy importante, responsable de crear células inmunes y la coordinación de la actividad inmunológica;  Esto deja al sistema respiratorio vulnerable a las infecciones.

Muchas veces los antibióticos son usados para eliminar las infecciones, sin embargo, la receta de un antibiótico es un método incompleto de tratamiento,  a veces, las bacterias tienen tiempo de encapsularse, cultivando una resistencia a los antibióticos, cuando están encapsuladas, las bacterias quedan en los tejidos, esperando las condiciones ideales para volver a salir y comenzar a infectar y tomar control, este tiempo de espera puede tomar semanas o hasta meses, no obstante, las bacterias encapsuladas son mucho más resistentes que la cepa original.

Normalmente, esto resulta de las infecciones recurrentes, causando daño en los tejidos,  una enfermedad sin resolver, surge más inflamación, esto lleva a los problemas respiratorios tales como el asma, en el cual, se perjudica nuestra habilidad de expulsar la materia extranjera por toser, esto promueve a más infecciones, en adición al estrés crónico, la exposición a los solventes y químicos también puede causar daño al sistema respiratorio, llevando a la infección y la fibrosis.

La sinusitis ocurre cuando los senos paranasales se inflaman, esto dificulta la respiración para una semana o más, si la inflamación ocurre, los pasajes nasales llegan a ser usados como los caminos de los virus y alérgenos, causando una obstrucción que puede ocasionar aun más problemas respiratorios adicionales.

La inflamación de los pulmones también puede causar la bronquitis, la toz continua y la fatiga son señas normales de la bronquitis, bajo estas condiciones, las membranas bronquiales empiezan a hincharse, estrechando los pasajes de respiración, las sibilancias y el dolor en el pecho también son posibles, esta situación es perfecta para el crecimiento y desarrollo de bacterias, mocos adicionales pueden atascar las vías respiratorias, el humo, los vapores y otras toxinas son las causas principales del daño celular en el sistema respiratorio.

Cuando los virus y bacterias pasan por estas áreas dañadas, ellos toman la oportunidad para infectar las células malsanas o débiles, es importante evitar respirar el humo, los vapores y otras toxinas, además, el uso continuo de las drogas farmacéuticas interrumpe el sistema respiratorio.

Ahora hablemos del toser, el toser es la manera en que el cuerpo trata de limpiar nuestras vías respiratorias para coger el aire que necesitamos, el toser es cómo el polvo, los gérmenes y los mocos son removidos de los pulmones; Después de un resfriado, si el sistema inmunológico está comprometido por la bacteria en los pulmones, una infección nueva comenzará, si esta infección no se contiene, puede resultar en  pulmonía, recuerde que el tratamiento a este tipo de problemas con antibióticos sintéticos proveerá solamente una solución temporal, y como mencionamos antes, los patógenos que forman una resistencia a los antibióticos y se encapsulan dentro de nuestros tejidos, tienen la capacidad de causar una cantidad significativa de daños y pueden lisiar nuestra salud.

Una de las razones del por qué los antibióticos son tan ineficaces se debe a la inteligencia de la bacteria, las bacterias tienen la capacidad de comunicar entre  ellas y  logran avisarse las unas a otras si hay algo en su ambiente que les está dañando o matando, las bacterias que están muriendo por un antibiótico, enviará signos a las otras bacterias, antes de morir, y comenzarán a crear una codificación que se encapsularan, en este estado, las bacterias desarrollan una resistencia tan fuerte, que nada las puede matar, ellas simplemente quedarán y vivirán en las áreas infectadas sin herir el cuerpo, en este estado no se reproducen, pero han llegado a ser más resistentes a cualquier tipo de químico o antibiótico usado en su contra y pueden pasar esta información genética a las nuevas bacterias que son reproducidas más tarde; Así que, aunque los antibióticos tengan una buena posibilidad de funcionar al principio, las bacterias eventualmente se adaptan, dejando ineficaces los antibióticos, una vez que se mejoran las condiciones para las infecciones y reproducción de las bacterias, (esto se debe, por lo general, a un sistema inmunológico bajo, la mala nutrición, niveles altos de estrés y/o la falta de sueño), ellas saldrán de su estado encapsulado y empezarán a causar daño, por esto, los doctores no recetan el mismo antibiótico cada vez, cuando usted comienza con un antibiótico nuevo, el mismo proceso sucede de nuevo, esto le pone en riesgo, dado a que la infección crónica puede dañar sus tejidos y continuar a crear una nueva especie o cepa de bacteria que se hace aun más fuerte.

Existen soluciones naturales para abordar los problemas respiratorios, tanto las condiciones agudas y las crónicas, nuestro enfoque es medir y mirar la raíz del problema, esta es la única manera de proporcionar las herramientas apropiadas y el apoyo que el cuerpo necesita para sanarse, nosotros reconocemos la habilidad natural del cuerpo de lidiar con los daños y las enfermedades respiratorios.

Si los problemas respiratorios ocurren, tome bastante líquido, descanse y evite el humo y los vapores, el fumar puede causar daño a los tejidos en el sistema respiratorio y crea un alto riesgo de cáncer, continuamente haga ejercicio, subiendo una colina o las escaleras, ayudará a sus pulmones a obtener suficiente flujo de aire, recuerde que su sistema respiratorio le puede ayudar a través de los tiempos de estrés.

Al entrenarse a respirar lentamente y profundamente, podrá decelerar su frecuencia cardíaca y bajar su presión de sangre.  Inhale por la nariz, lentamente por tres segundos exhale de la misma forma.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s