Los problemas hormonales

Hormone

Imagine un país que cuenta con 60 trillones de personas. ¿Cómo sería gobernado? ¿Qué clase de sistema gubernamental puede mantener este país en orden? Hay tantos factores a considerar. Seguro que todos estamos de acuerdo que se requeriría mucho orden para evitar el caos.

Nuestro cuerpo es mucho más eficiente que cualquier gobierno, con sistemas increíbles para gobernarse a sí mismo; El cuerpo se mantiene por medio del orden establecido por el sistema endocrino. El sistema endocrino se compone por glándulas que están estratégicamente colocadas a través de todo el cuerpo, desde el cerebro hasta los ovarios en las mujeres o los testículos en los hombres. Estas glándulas trabajan para regular la temperatura interna, la distribución de energía en el cuerpo, el estado de ánimo, el sistema inmunológico, la distribución de nutrientes, el control del apetito, la desintoxicación del cuerpo, el contenido de agua en el cuerpo, la frecuencia cardíaca, el apetito sexual y la actividad de cada órgano. Las hormonas también se regulan las unas a las otras.  La fisiología del cuerpo se afecta por las proteínas producidas por estas glándulas y son llamadas hormonas, las cuales contienen mensajes.

Todos estos mensajes comienzan en la glándula pituitaria en el cerebro, y produce cinco tipos diferentes de hormonas.

  • La tiroides y el paratiroides producen tres tipos diferentes de hormonas que regulan la temperatura y controlan el calcio en la sangre y en los huesos.
  • La glándula del timo produce hormonas que están involucradas en el desarrollo y la estimulación del sistema inmunológico.
  • El páncreas produce las hormonas de insulina y glucagón que regulan los niveles de azúcar en la sangre y para transportar glucosa a las células.
  • Las glándulas suprarrenales producen el cortisol para elevar los niveles de azúcar en la sangre, suprimir las reacciones inflamatorias, estimular la consciencia mental y para suprimir el sistema inmunológico.
  • Los ovarios producen el estrógeno y la progesterona, ambos de los cuales están involucrados en una serie de procesos para la reproducción.  Los testículos en los hombres regulan la testosterona y mantienen las características sexuales masculinas.

Todas estas hormonas se comunican con nuestras células a través de receptores en la membrana de la célula; En este punto receptor, la hormona comunica con la célula, iniciando una cascada de actividad celular interna que altera la conducta celular en maneras específicas.

Las hormonas son químicos potentes, cuyas actividades causan una serie de eventos en la célula, empezando en el núcleo y luego por toda la célula.

Si surge algún problema en la producción hormonal, puede resultar en una alteración de la actividad celular; Esta conducta alterada puede ser un verdadero problema, creando daño ambiental en los tejidos y daño colateral al sistema inmunológico. Cantidades elevadas de cualquier hormona en el torrente sanguíneo afectará la actividad de otras hormonas y así afectará nuestra salud.

Este es el caso, como el estrés crónico y la producción excesiva de cortisol; Cualquier cambio menor en el sistema hormonal puede alterar el balance hormonal y llevar a trastornos físicos.

Si se produce demasiado de cierta hormona, el sistema de retroalimentación, (un control en la actividad de la glándula y del cerebro), contendrá y corregirá el problema, estableciendo un balance en el sistema hormonal; Esto se hace con signos a la glándula apropiada para controlar la producción excesiva de otra hormona.

Las glándulas tienen la habilidad de producir una hormona que anula el exceso de otra hormona con la producción de una hormona respectiva; La clave es tener la cantidad correcta de todas estas hormonas en el torrente sanguíneo. El fracaso de una glándula de estimular a otra y traerla en balance de nuevo, creará problemas en el sistema entero. Los trastornos ocurren si se dañan los tejidos en cualquier glándula por causa de la sobreproducción o cuando el cuerpo no logra eliminar el exceso;  Este aumento o reducción puede afectar el sistema entero.

Más de cincuenta trastornos diferentes pueden ocurrir cuando el sistema endocrino no está funcionando bien; Probablemente estamos familiarizados solamente con unos cuantos tales como la diabetes, los problemas de la tiroides, problemas de sobrepeso y obesidad, los ovarios poliquísticos, la baja testosterona, la osteoporosis, los problemas de  líbido, etcétera.

Estos son solamente pocos entre muchos.

La raíz del problema está en: el estrés crónico, la falta de sueño y la falta de una buena digestión saludable. La infección crónica y la falta de sueño, (el cuerpo necesita un mínimo de 7 horas para desintoxicarse), dejan grandes cantidades de toxinas residuales en el cuerpo que pueden interrumpir la función hormonal apropiada; Este mecanismo se activa para que podamos mantener un balance en las hormonas, en los fluidos y electrolitos del cuerpo.  Por supuesto, igual como esta situación mala, estos trastornos requieren años de abuso a nuestros cuerpos antes de que lleguen a desarrollarse por completo y antes que surjan a la superficie y puedan ser diagnosticados.

Aquí están algunas otras causas de los problemas hormonales:

El cáncer, la inflamación crónica, los trastornos del páncreas, los trastornos de la tiroides, los trastornos de las suprarrenales, las infecciones de la suprarrenales, los tumores, (o las malas funciones de otras glándulas), problemas crónicos del sistema digestivo y problemas del hígado.  Los problemas del hígado son muy serios porque este órgano produce el colesterol, un componente importante en la producción hormonal. Si el hígado está pasando por dificultad, la producción de colesterol puede llegar a ser limitada, creando un problema en la producción hormonal y en la eliminación de las hormonas en exceso. Esto incluye la desintoxicación excesiva de las hormonas en el torrente sanguíneo o en la eliminación de las hormonas, las cuales no han sido manufacturadas correctamente;  Por ejemplo, si la glándula de la tiroides no produce hormonas buenas, otras glándulas serán afectadas, alterando la calidad o cantidad de las hormonas que producen.

Es importante entender también que cualquier trastorno afectará la calidad de las hormonas en el torrente sanguíneo. Normalmente, cualquier célula saludable no dejará que estas hormonas interactúen con ellas, entonces el cuerpo removerá, (por la desintoxicación), estas moléculas, porque no son buenas para nada.  Sin embargo, si alguna célula de cáncer existe en el cuerpo, ésta célula degenerativa usará estas hormonas, adjuntará un receptor, y entonces usará estas hormonas para ayudar a cultivar tumores dentro del cuerpo.

Recordemos que la producción hormonal es una actividad continua de las glándulas.

En algunos órganos, células adiposas son responsables de crear las hormonas que aseguran que no subamos de peso.  Todo esto se hace en respuesta a los cambios internos y externos en un intento de mantener el orden y la homeostasis.  El cerebro y el cuerpo sincronizarán una serie de eventos químicos dentro de la célula y entre otras células para responder a tales eventos, grabando información dentro del núcleo de la célula;  Mientras esto sucede, los nutrientes y micronutrientes también actúan internamente como hormonas dentro de la célula, permitiendo miles de reacciones químicas cada segundo, asegurando la formación de la membrana, la reparación del núcleo y miles de otras actividades celulares que nos ayudan a mantener nuestra salud y también proveen los raros minerales esenciales necesarios en los procesos metabólicos.  Cualquier falta o deficiencia afectará definitivamente la producción de las hormonas y /o la función sana de los tejidos de las glándulas que están encargados de la producción hormonal.

Otra cosa que necesitamos saber es que el balance de los neurotransmisores y el balance de los transmisores endocrinos son dependientes los unos a los otros;  Cualquier circuito extendido de las neuronas, (o la posibilidad de sinapsis), debido al estrés crónico pondrá las células neuronales en el cerebro en estado de alerta, activando la producción hormonal para ayudar al cuerpo a ponerse en balance de nuevo. Es así porque el estrés produce un desbalance en los neurotransmisores que puede afectar la función del cuerpo, entonces este mecanismo viene al rescate. Esto, por supuesto, es destinado ser temporal.

El desbalance continuo, la mala nutrición, la falta de sueño, la deshidratación, la falta de los minerales esenciales, etcétera, pondrán al cuerpo a una desventaja, creando una inhabilidad de regularse y establecer el orden.  Esto resultará en un ciclo de estrés y desbalance hormonal que puede afectar diferentes glándulas que producen hormonas.  Otro desafío es el insomnio, ya que limita la habilidad del cuerpo de remover las toxinas que han acumulado durante el día.  Recuerde que se necesitan por lo menos siete horas para desintoxicarse mientras duerme.  Esto afecta la buena comunicación entre los tejidos saludables y los receptores hormonales en las células, previniéndolas de responder apropiadamente a los mensajeros hormonales.

Con respecto a la nutrición, el sistema endocrino depende de un apoyo cabal de los buenos hábitos de comer y buenas elecciones en el estilo de vida. Aquí están algunas cosas para recordar: coma verduras con hojas verdes, coma alimentos orgánicos siempre que sea posible y evite irritantes precipitantes tales como el alcohol, los cigarrillos y la cafeína, en vista que éstos alteran los vasos sanguíneos también. Participe en actividades físicas de cualquier tipo, por lo menos 20 minutos al día, 4 veces a la semana.  Como una pista aquí, si sale a caminar y habla por teléfono al mismo tiempo, eso no cuenta porque no puede enfocarse.

Recuerde que la armonía hormonal es posible y es dependiente sobre la armonía mental y que el estrés crónico precipita los trastornos hormonales. Las hormonas son como un juego de dóminos; siempre se están controlando e influyendo los uno a otros.

Cualquier movimiento equivocado afectará su actividad normal, y a su vez, puede impactar negativamente en nuestra salud, causando la producción excesiva de citoquinas, (un mensajero del sistema inmunológico), y como tal, el sistema inmunológico será afectado también.  Estos dos sistemas están estrechamente conectados.

Queremos advertirle que los productos sintéticos que ponen en los recipientes de comida y bebidas promueven actividades de estrógeno en el cuerpo; son conocidos como zenoestrógenos. Esto tiene la capacidad de crear el desbalance hormonal y el daño al sistema hormonal.

En Phytotherapi, tenemos el cometido de educar y presentar soluciones al público. Nuestras herramientas tienen por objetivo el proporcionar al cuerpo lo que necesita para que pueda restaurar su balance y salud. Este enfoque ha ayudado a miles a controlar y mejorar su salud.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s