Las hemorroides

Restroom

La palabra hemorroides casi siempre se asocia con la enfermedad de las hemorroides.  No obstante, las hemorroides, por sí, son una parte importante de nuestro sistema digestivo.  Son tejidos vasculares que funcionan como cojines.  Estos cojines contienen vasos sanguíneos en la región baja del recto y alrededor del ano.  Las hemorroides nos ayudan a estar en control cuando necesitamos defecar mientras previenen que salgan las heces hasta cuando estamos listos para usar el baño.  El área donde sale la materia fecal del sistema digestivo se conoce como el canal anal.  Dentro del canal anal hay un grupo diverso de músculos que controlan la evacuación de las heces.  Estos músculos se conocen como esfínteres anales.

Las hemorroides están localizadas junto al canal anal.  Cuando la evacuación intestinal está lista, el sistema circulatorio envía sangre a las hemorroides para cerrar el canal anal, previniendo alguna fuga.  Sin embargo, los problemas aparecen cuando las hemorroides se hinchan o se inflaman.  Esto se conoce como la enfermedad de las hemorroides.  Cuando se hinchan hay una protrusión dentro del canal anal o externamente cerca del extremo del ano.  Dependiendo de si o no puede ver esta protrusión dicta si la enfermedad de las hemorroides es interna o externa.  Uno puede contraer la enfermedad interna y externa al mismo tiempo.

Los síntomas de las hemorroides externos son fáciles de identificar por la protuberancia que se desarrolla cerca del ano.  Esto ocurre porque los tejidos de las venas que constituyen el cojín de las hemorroides se dañan y no pueden devolver la sangre al corazón.  Recuerde que el sistema circulatorio es una red de venas que bombea la sangre desde el corazón a toda parte del cuerpo.  La sangre es la importante fuente de vida que lleva los nutrientes y el oxígeno a cada célula en nuestro cuerpo.  A medida que los nutrientes y el oxígeno se entregan a las diferentes células, la sangre a su vez, circula a través de los riñones y de regreso al corazón.  Cualquier inhabilidad de continuar el proceso circulatorio y bombear la sangre al corazón nuevamente, crea un charco de sangre y éste empieza a estancarse, causando una obstrucción.  Esta obstrucción causa el hinchazón y la inflamación de los tejidos.  La falta de flujo apropiado también crea una carga tóxica que se acumula alrededor de los tejidos dañados.

Las hemorroides externas son fáciles de identificar porque se ven fuera del ano.  Por lo general, el dolor rectal acompaña la enfermedad también.  A veces una vena hinchada formará un coágulo.  Esto es conocido como las hemorroides trombosadas.  Las hemorroides trombosadas son grumos dolorosos de tejido blando y pueden comenzar a sangrar cuando uno está usando el baño y se hace muy incómodo sentarse.

Las hemorroides internas son más difíciles de notar porque se han surgido dentro del ano.  El síntoma más común, sin embargo, es sangrando.  La sangre puede aparecer en la superficie de las heces o uno puede notarla cuando se limpia después de una evacuación intestinal.  Algunos de los síntomas más comunes incluyen la picazón y la irritación de la piel.  Esto se debe a que el cuerpo segrega el moco para proteger el área dañada de los hongos, la bacteria y los virus que pueden intentar a infectar el área.  Otros síntomas que no son tan comunes incluyen la incomodidad, como la sensación de que necesita usar el baño cuando ya lo ha hecho.  Esto sucede por causa de la protrusión de las hemorroides.  El dolor también puede estar presente con las hemorroides internas, aunque no es tan común como con las hemorroides externas.

Sin importar que la enfermedad de las hemorroides sea interna o externa, ambas son causadas por niveles anormales de presión sobre las venas en las áreas de la pelvis y del recto.  Esta presión causa que la sangre se acumule en las venas, y así las venas se hinchan.  Las venas hinchadas empujan contra los tejidos cercanos, creando una protrusión.  Entonces, ¿qué causaría los niveles anormales de presión?  Más abajo están las causas raíces más comunes de las hemorroides:

  • La nutrición – Las dietas que tienen pocos nutrientes como la fibra, crean problemas porque se hace más difícil remover las heces.  Esto le obliga a uno PUJAR más FUERTE que lo normal para la evacuación intestinal.  Esto causa la PRESION que puede llevar a la enfermedad de las hemorroides.
  • La falta de agua – Similar a la nutrición, el cuerpo también necesita proveer cierta cantidad de agua para la lubricación, facilitando la evacuación intestinal.  Sin las cantidades apropiadas de agua, el tracto digestivo y el canal anal no tienen suficiente humedad necesaria para remover las heces del cuerpo con facilidad.
  • El estrés crónico – El estrés lleva a problemas digestivos serios a causa de los cambios fisiológicos que se realizan.  Específicamente, el tracto digestivo cambia sus niveles de pH cuando bajo el estrés.  Este área tiene alta bacteria que ayuda a digerir la materia y empujarla fuera.  Cuando los niveles de pH cambian, estas bacterias mueren, llevando a los problemas crónicos en el sistema digestivo tales como la diarrea o el estreñimiento.  Estos cambios también llevan a problemas metabólicos que causan el aumento de peso.
  • Los problemas digestivos crónicos – Particularmente la diarrea persistente o el estreñimiento.  Esto causa un aumento en el esfuerzo y la presión sobre las venas en el canal anal.  Esto también está ligado con la nutrición y la falta de agua.  El agua insuficiente es una causa raíz común del estreñimiento.  El sobreconsumo de comidas insalubres también es una causa raíz común del estreñimiento y la diarrea. El consumo de sodas también tienen una reacción diurética.
  • El exceso de peso – El estar de sobrepeso, particularmente en el área abdominal, pone presión adicional sobre las venas de la pelvis siempre cuando nos sentamos.

 

  • El embarazo y el parto – Las hemorroides pueden desarrollarse durante el embarazo por causa del peso extra y con los cambios hormonales que aumentan el flujo de sangre a la pelvis.  Durante el parto, debido al esfuerzo de empujar que ocurre cuando se da a luz, las hemorroides también pueden surgirse.

Como usted puede ver, las causas raíces trazan de nuevo a la nutrición, la falta de agua y el estrés crónico.  El consumo apropiado de nutrientes y agua puede ayudar a proveer al cuerpo con los nutrientes y elementos que necesita para prevenir y revertir las hemorroides.  Recuerde que la enfermedad de las hemorroides es básicamente una inflamación que ha ocurrido en una región muy sensible del cuerpo.  La inflamación seguirá mientras el cuerpo no puede reparar las células existentes o remover las células dañadas completamente y reemplazarlas con otras nuevas y saludables.  Para poder cumplir con estas tareas, las células necesitan los elementos y minerales que se encuentran en las fuentes de alimentos saludables.

Aun con la nutrición apropiada, si el estrés no es controlado correctamente, toda la comida saludable del mundo no compensará por el daño que el sistema digestivo sufre cuando el cuerpo siente amenazado.  El estrés es nada más que la apariencia de una amenaza percibida, no importa cuán grande o pequeña sea la amenaza.  Puede ser tan sencillo como cuando alguien le rebasa en el tráfico en camino al trabajo, o tan complicado como la posibilidad de ser despedido del trabajo.  Para poder controlar el estrés, debemos poder reconciliar los episodios existentes y del pasado.  Esto desactiva el mecanismo de estrés que el cuerpo ha iniciado.

Phytotherapi ha creado un programa con protocolos que apoyan la habilidad del cuerpo de revertir el daño de la enfermedad de las hemorroides, por medio de abordar las causas raíces de la enfermedad.  Al hacerlo, el cuerpo tiene el poder de restaurar la salud a esta parte importante del sistema digestivo, mientras que al mismo tiempo, proporcionando al cuerpo con las herramientas que necesita para prevenir el regreso del daño.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s